"Una Ural no se compra. Una URAL se gana"



La red de distribución URAL no tiene comparación con ninguna otra marca en la que pudieras pensar. Si tras echar un vistazo a esta página has decidido comprar una URAL, vuelvetelo a pensar.

 

Y no porque las motos URAL sean malas, se estropeen, requieran de una atención especial, no se encuentren recambios o no puedan mantenerse. No. Es simplemente porque las motos URAL son otra cosa.

 

 

Un consejo: si estás dudando entre otra moto (sea la que sea) y una moto URAL, compráte la otra moto

 

 

Si tras seguir nuestro consejo has llegado a la conclusión de que una moto URAL es tu próxima moto, solo podemos decirte una cosa para empezar: enhorabuena!!!, estamos convencidos de que no te arrepentiras.

 

Antes incluso de que compruebes el estado actual de la red de distribución de motos URAL a lo largo y ancho de todo el mundo lo primero que queremos advertirte es que no te desanimes. En los tiempos actuales las motos pesadas de carga no son un artículo de primera necesidad precisamente. Muy al contrario, y a pesar de todas las ventajas que aportan han caido en prácticamente un total descredito, desconocimiento. Gran parte de la responsabilidad de ésto lo tiene el precario estado en el que se encuentra la distribución mundial, abandonada a iniciativas privadas, pero cuya demanda en realidad está más acorde con los niveles de producción actual de la fábrica en Siberia que las que necesitaría cualquier multinacional del motor para ser rentable y justificar una gran inversión capaz de traer un distribuidor URAL cerca de tu casa.

 

Por ello, habrás de buscar tu tienda URAL y no desesperar. No olvides el principio ruso: "Una URAL se gana". Y este es sin duda el primer escalón.

 


COMPRAR UNA URAL NUEVA


Pocas cosas dan más satisfacción que estrenar un vehículo. Además de la seguridad que da saber que se dispone de la garantía del fabricante (al menos durante un tiempo) todo huele distinto. Huele a fábrica, a ilusión, a kilómetros de libertad por delante. Los motores URAL requieren aún de rodaje. Y dado el  todavía metodo artesanal de ensamblaje en fábrica éste es, al igual que antaño, muy importante. Y esto es una cosa muy a tener en cuenta cuando estrenemos nuestro hierro ruso.

 

Para comprar una moto URAL nueva a estrenar el primer paso es ponerse en contacto con la red de distribución URAL de tu país. Esto puede ser incluso imposible en según la zona del mundo en la que nos encontremos. Puedes consultar la sección Gluural para ver que distribuidores hay disponibles en tu país.

 

En España por ejemplo existen actualmente 3 distribuidores, que siguen modelos de negocio diferentes. A modo de ejemplo podemos comentar el concesionario Star - Team que atiende principalmente la populosa zona del levante español. Comparte distribución con Royal Enfield, baluarte principal de las "motos clásicas renacidas" y además de la venta de URAL está especializado en transformaciónes custom de motos y restauraciones.

 

Aunque en los tiempos recientes y por motivos evidentes esto es algo cambiante, los concesionarios URAL suelen tener modelos en stock preparados para la venta. Al menos los que siguen el modelo de negocio más tradicional.

 

Existen otros (en concreto en la zona de Madrid) donde han reinventado el modo de comercialización de motos, actuando en realidad más como un mero broker. Sin sede física, tan sólo sirven de enlazador con el importador europeo para conseguir unidades, gestionar la matriculación, etc.

 

En cualquier caso, con cualquiera de los modelos de distribución, lo que es seguro es que tu distribuidor más cercano  estará encantado de ayudarte en la elección de tu nueva moto URAL. Es posible que a través de las páginas de Territorio-Ural te hayas hecho una idea de que es lo que más te apetece tener... y lo que las motos URAL te pueden dar pero seguro que tu distribuidor URAL estará más que encantado de resolver todas las dudas que pudieran quedarte y asesorarte en los distintos accesorios que puedes necesitar.



COMPRAR UNA URAL USADA


La longevidad alcanzada por las máquinas URAL hace que éstas tengan un valor de revalorización muy alto, lo que hará que aunque veas modelos muy antiguos... su precio apenas se diferencie del de la nuevas!!

 

Sin embargo existen algunas ventajas en comprar una moto URAL usada. Por un lado lo más probable es que la moto en cuestión esté cargada de accesorios, que añaden sin duda un valor añadido a la moto original. Por otro, lo más seguro es que tenga el rodaje hecho... lo cual es un trabajo menos a realizar.

 

Por otra parte, no todo iban a ser ventajas, como es natural existen tambien algunos peros. En los últimos años las máquinas URAL han experimentado una evolución que nada tiene que ver con su pasado inmovilista.

 

Las motos URAL se vienen fabricando desde los años 40 y se fueron distirbuyendo por todo el orbe soviético. A principios de los años 80 y sobre todo tras la caida del telón de acero surgieron numerosos compraventas sin escrúpulos que importaron motos viejas de los paises del Este que tras un lavado de cara vendían como si en perfecto estado de revista estuvieran. Motos compradas en desguaces de Rumanía, Polonia y demás paises fueron traidas a los paises occidentales y vendidas como si de verdaderas reliquias se trataran.

 

Los problemas de estas motos son evidentes. Además de los diversos problemas de homologación y papeleo la principal traba con la que se encuentran sus propietarios es la de mantener una mecánica extinta hace décadas con un nivel de terminación que nada tiene que ver con las máquinas actuales que fabrica IMZ-URAL.


Sea el que sea el camino que vayas a seguir para hacerte con una URAL una cosa es segura. No te arrepentirás.


Si quieres contarnos tus dudas, o en definitiva como llevas el tema, no dejes de visitar Foro-Ural y cuéntanoslo.